Saber gestionar los pedidos es uno de los puntos más importantes en la gestión de la cadena de suministros. Es importante tener en cuenta ciertos aspectos para ahorrar recursos innecesarios o superfluos, así como mantener una correcta organización para no tener pérdidas. En este artículo analizamos una de las partidas clave: el punto de pedido. Veamos qué es, cómo se calcula y qué utilidad puede tener en un negocio.

¿Qué es el punto de pedido?

El punto de pedido es el momento en la que se debe realizar un pedido concreto. El nivel de existencias llega a cierta cantidad que indica la necesidad de hacer el pedido. Gracias a este indicador se evitan costes de rotura y se minimizan los costes de pedido. En toda cadena de suministro bien gestionada existe el punto de pedido.

¿Cómo calcular el punto de pedido?

Una de las tareas más complicadas relacionadas con el punto de pedido es la forma de calcularlo. Son 3 los factores que juegan un papel crucial:

Plazo de reposición + Stock de seguridad + consumo = punto de pedido

Plazo de reposición: Es importante tener en cuenta cuánto tiempo tardaremos en volver a tener el producto que hemos pedido. Por su tiempo de fabricación, de envío, de manipulación… Debido a diversos factores debemos tener en cuenta el tiempo que se demorará el pedido.

Ten en cuenta que este plazo nunca será cero, ya que los fabricantes o distribuidores requieren de cierto tiempo para la preparación de tu pedido.

Stock de seguridad: Quedarse sin stock de algún producto o materia prima es una catástrofe desde la perspectiva de un negocio. Siempre debemos calcular cierta cantidad de stock de seguridad para que no lleguemos a ese punto.

Frecuencia de Consumo: Otro elemento clave del punto de pedido es el consumo: ¿cuánta cantidad de ese artículo consumes mientras el pedido se realiza y se recibe?

De esta manera, teniendo en cuenta tu consumo, el plazo de reposición y el stock de seguridad podemos determinar cuál es el punto de pedido adecuado a nuestras necesidades.

Utilidad de tener un control sobre el punto de pedido

Indicador de stock mínimo: Como decíamos, el punto de pedido es el momento en que hay que realizar un pedido, por tanto, indica cuándo tenemos el stock mínimo de cierto producto.

Este indicador es clave para poder abastecer a tus clientes con un producto final o para fabricar tus propios productos si el pedido se trata de una materia prima necesaria.

Dice cuándo y no cuánto: Es importante que tengas en cuenta que el punto de pedido te indica en qué momento debes hacer el pedido pero no cuánta cantidad debes pedir.

Como ves, el punto de pedido es un elemento clave dentro de la gestión de pedidos de cualquier cadena de suministro. Ahora nos encantaría conocer tu opinión acerca del artículo: ¿te ha parecido interesante? ¿Conocías este término?

Cuéntanoslo en nuestra fanpage wwwfacebook.com/kordata.it

Síguenos en nuestras redes sociales
×
Hola
¿Necesitas más información?
Envíanos un mensaje